La importancia de la cadena de frió para las flores

0
1852
bodega flores

Mantener las flores a temperaturas bajas durante su transporte es fundamental para garantizar su calidad y  vida útil en los floreros. Por eso es muy importante mantener la cadena de frío con las instalaciones adecuadas en el transporte terrestre y aéreo. Las temperaturas de la cadena de frío para flores oscilan entre 1°C y 2°C.

Importancia de la cadena de frío para las flores

Mantener a las flores en temperaturas bajas es muy importante porque extiende la vida útil y optimiza la calidad de las flores. Pero ¿Por qué el frío tiene tanta importancia en la calidad de las flores?

Respiración de las flores

Las plantas respiran a través de unos poros muy pequeños ubicados en las hojas y los tallos. Estos reciben el nombre de lenticelas y estomas.

A través de la respiración, las plantas consiguen regular y absorber el óxido de carbono y transformarlo en oxígeno. Este proceso se realiza por el día gracias a la fotosíntesis, mientras por la noche respiran oxígeno y expulsan dióxido de carbono, al igual que cualquier ser vivo del planeta.

Las plantas usan azúcar y almidón para mantener la estructura y función de las células en las flores, hojas y tallos. Los azúcares proporcionan la energía necesaria para que las flores se abran y, además, para extender su vida. Sin azúcar, las células morirían, las flores no florecerían y la planta tendría una muerte prematuramente.

Cuando se mantiene a la planta en bajas temperaturas su tasa de respiración disminuye y permite que la planta conserve los azúcares. Además, tambien se pueden usar alimentos para flores que proporcionan azúcar complementaria para la flor durante el almacenamiento, el envío y la manipulación.

Etileno

El etileno es un gas, inodoro e invisible, producido de forma natural en el ciclo de vida de flores y plantas, que puede promover la muerte prematura de las flores, caída de pétalos y/o la apertura anormal de flores, entre otros efectos negativos.

Sin embargo, en almacenamiento en frío y temperaturas de envío, las flores son menos sensibles al etileno atmosférico y no producen tanto etileno.

Enfermedades y actividad microbiana

La propagación de enfermedades como la botritis o moho gris, que afectan a tallos, hojas y frutos de las flores; y el crecimiento de microbios se reducen significativamente en bajas temperaturas.

Si bien las esferas de Botrytis y el crecimiento de microbios no se detienen en temperaturas bajas, éstas sí ralentizan su propagación.

Más información: el control de la cadena de frío en el transporte de las flores